Simuladores de Alta Presión

EPSI, líder mundial en soluciones de alta presión a medida, diseñó muchos simuladores de recipientes de alta presión que presurizan el fluido hasta 650 °C (343 °F). Diseñados para tener un bajo mantenimiento, los Simuladores de Pozos Profundos, los Simuladores de Aguas Profundas y los Simuladores de Alta Mar de EPSI son ideales para todas las aplicaciones que requieran temperatura moderada durante la aplicación de presión y se pueden personalizar para ajustarse a necesidades específicas según la aplicación. Los simuladores pueden operar a presiones de hasta 60.000 psi (aproximadamente 413 MPa), con control de presurización y descompresión, lo que da como resultado pruebas de simulación uniformes y precisas.

Los simuladores de alta presión de EPSI están disponibles en diversos tamaños, desde unidades piloto hasta grandes para producción y tienen sistemas con cierre superior a alta temperatura y apertura rápida diseñados para satisfacer los requisitos de simulación del cliente. El simulador de alta presión puede estar equipado con controles totalmente automatizados y dispositivos de seguridad y de alarma, puntos de referencia de presión ajustables y configuración de tiempo de permanencia y drenaje de fluido.

Simuladores de Aguas Profundas

  • Las presiones, temperaturas y fuerzas producidas en cualquier entorno oceánico pueden simularse con precisión dentro de un recipiente de presión
  • Los diámetros de las unidades típicas varían desde 500 a 2.000 mm (20 a 80 pulgadas) y presiones de hasta 15.000 psi (100 MPa)

Simuladores de Pozos Profundos

  • Los simuladores de pozos profundos se usan fundamentalmente para probar instrumentos de medición de ‘fondo de pozo’ en cuanto a resistencia a las temperaturas y presiones subterráneas
  • Los sistemas de calentamiento y enfriamiento, los grupos de bombas y los sistemas de control de los simuladores de pozos profundos están diseñados específicamente para cumplir con las condiciones operativas especiales requeridas
  • Los diámetros de los simuladores de pozos profundos típicos varían desde 150 a 350 mm (6 a 14 pulgadas), presiones de hasta 60.000 psi (400 MPa) y temperaturas de hasta 300 °C (572 °F)